Motivación organizacional puede incrementar la productividad

dateOct 06, 2022

timeTiempo de lectura: 2.7 min.

La motivación organizacional se trata del esfuerzo que invierten las empresas para aumentar la intensidad con la que las personas buscan alcanzar las metas organizacionales con la finalidad de conseguir una compensación y satisfacción personal. 

No es fácil motivar a las personas pues depende de las necesidades y objetivos de cada una de ellas; sin embargo, sí existen estrategias para motivar la productividad de la pequeña y mediana empresa. 

¿Qué es la motivación organizacional?

Idalberto Chiavenato, filósofo y pedagogo especialista en Recursos Humanos, define la motivación laboral (u organizacional) como el deseo de dedicar los altos niveles de esfuerzo a determinados objetivos organizacionales, condicionados por la capacidad de satisfacer algunas necesidades individuales. 

Es decir, los trabajadores buscan satisfacer sus necesidades personales, aquellas cosas que los hacen felices, por ejemplo, recompensas económicas, mayor tiempo libre, ascensos, premios por esfuerzo, etcétera. 

Para alcanzar estas metas, invierten esfuerzo en los objetivos de la organización, sin sentirse obligados a hacerlo, sino motivados, con deseo y voluntad de alcanzarlos. 

De eso se trata la motivación organizacional: dar para recibir. 

Como la motivacion organizacional puede incrementar la productividad de una Pyme-cuerpo

Otra definición de la motivación laboral es del autor Stephen P. Robbins, él la define como un proceso que necesita de la fuerza del trabajador para lograr una meta, tomando en cuenta lo constante que sea dicha persona. 

Una vez más, se trata de la intensidad que tiene una persona para realizar una tarea que le genere una recompensa. 

Por último, la definición del teórico Thomas Gilbert: La motivación laboral es todo aquello que el empleado quiere realizar en su trabajo de la mejor manera, a su vez se relaciona con la dirección, impulso y mantenimiento del comportamiento para lograr dicho objetivo dentro de la organización. 

En conclusión, la ecuación de motivación laboral incluye tres variables: intensidad para ejecutar una tarea, recompensas personales y logro de los objetivos organizacionales.

Cómo implementarla

Existen muchas alternativas que las empresas pueden adoptar para incentivar la motivación organizacional, entre ellas: 

  • Reconocer el trabajo. Cuando se reconoce que una persona se compromete con su trabajo y además obtiene buenos resultados, no solo aumenta su productividad, también su moral. La forma de reconocer este trabajo es con un bono de productividad, retribuciones económicas al final del año, etcétera. 
  • Establecer metas alcanzables y medibles. Si una meta no es fácil de alcanzar, es más probable que se alarguen los proyectos y no haya resultados visibles que aumenten la moral de las personas. Por lo tanto, estarán menos comprometidos con el trabajo y se sentirán atrapados en una rutina. 
  • Fomentar el trabajo en equipo. Las personas que trabajan por un objetivo en común pueden animar a sus colegas a dar lo mejor de sí mismos. La felicidad de los empleados está asociada con las buenas relaciones con los compañeros de trabajo. 
  • Generar confianza. Las buenas relaciones laborales se basan en la confianza; las organizaciones deben ser transparentes con sus equipos de trabajo para que las personas confíen y se sientan comprometidas. La transparencia ayudará a que las demás personas trabajen bajo la misma responsabilidad con sentido de empatía. 

 

La motivación organizacional ayuda a subir el ánimo de los trabajadores e incrementar los buenos resultados. 

 

New call-to-action

Fuente:

 

http://virtual.urbe.edu/tesispub/0095395/cap02.pdf

¡Más crecimiento para tu empresa, más valor para tus colaboradores! Cotiza en 5 minutos y 100% en línea tus Vales de Despensa.

crecimiento para tu empresa

Cotiza aquí

Notas relacionadas