Principales fuentes de financiamiento para PyMES en México

dateOct 12, 2021

timeTiempo de lectura: 3.4 min.

Para hacer crecer a tu negocio o concretar ese proyecto al que le has dedicado tanto tiempo, recursos y energía, necesitas capital de inversión. Y debido a la contingencia económica, resulta lógico que muchos hayan buscado fuentes de financiamiento para PyMES.

Las pequeñas y medianas empresas son baluarte íntegro del país, pues representan más del 90% de las empresas nacionales, generando millones de empleos al año.

¿Cómo encuentro financiamientos para PyMES?

Hay diferentes formas de financiamiento PyMES, a continuación se mencionan algunas de las más utilizadas, en donde incluso es posible obtener capital semilla para comenzar un nuevo negocio.  

1. Líneas de crédito bancario

Este tipo de financiamiento permite brindarte una cantidad de dinero durante un período determinado. Cumplido el plazo, el deudor deberá devolver la cantidad prestada más los intereses que se hayan acumulado.

De acuerdo a la Encuesta Trimestral de Evaluación Coyuntural del Mercado Crediticio del Banco de México (BANXICO), en el período enero-marzo 2021, 34.3% de las empresas mexicanas se financiaron con crédito de la banca comercial.

2. Proveedores

El crédito que emiten los proveedores hará posible que consigas la materia prima necesaria para un proceso de producción (si el giro de tu empresa se inclina más hacia productos que ofrecer servicios).

Solamente debes asumir el compromiso de pagar en el futuro, sin acumulación de intereses, obtendrás los recursos necesarios con tus proveedores. Así, te quedará una deuda pendiente, que suele saldarse en un plazo acordado entre ambas partes. 

Según el mismo estudio de BANXICO, en el primer cuatrimestre de 2021 el 65.8% de las empresas mexicanas se financió gracias al crédito de proveedores.

3. Empréstito

Con este mecanismo, una entidad financiera o institución de crédito compra y posteriormente emite tu deuda. Así, tu deuda se divide en varios títulos que después pueden ser adquiridos por una tercera parte.

Un empréstito es una de las fuentes de financiamiento para PyMES que puede considerarse como una alternativa a mediano y largo plazo.

4. Crowdfunding

Mediante una plataforma digital, el crowdfunding es un financiamiento que reúne a múltiples individuos que posteriormente aportarán una determinada cantidad, que suele ser no tan alta, para financiar a tu empresa.

Este financiamiento es más usado en empresas pequeñas, pues los montos tienden a ser bajos y las personas que invierten tienden a ser del mismo círculo social de los fundadores de la PyME.

Vale mencionar que las plataformas de crowdfunding no se amparan bajo ningún seguro de depósitos. Eso sí, la Ley Fintech las define como Instituciones de Fondeo Colectivo (IFC) las regula según la condición de que deben ser autorizadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

5. Factoraje

El factoraje, o factoring, te permitirá obtener un financiamiento al vender tus derechos de cobro (de las facturas o documentos pendientes por cobrar) a una entidad financiera, y así conseguir capital para uso inmediato.

Básicamente, vendes tus facturas a una institución que opere con este tipo de financiamiento y ésta se encarga de gestionar su cobro, pero te dará en ese momento el capital que necesitas. La entidad financiera cobrará tus facturas paulatinamente con el debido proceso, pero también cobrará una cantidad relacionada con el proceso de cobro y financiamiento. 

6. SOFOMES

Las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOM) son sociedades anónimas que dan préstamos o créditos a los miembros de la ciudadanía que no pueden optar por las fuentes de financiamiento usuales.

En los años que llevan operando, las SOFOMES han probado ser flexibles y abiertas al público mexicano, pero todo depende de las necesidades de tu negocio.

¿Cómo solicitar capital para emprendedores?

No han faltado los retos para las PyMES, las cuales en muchas ocasiones enfrentan dificultades para acceder a fuentes de financiamiento ya sea para mantener sus operaciones, financiar recursos,  y hasta para expandirse. Además, de exponerse al riesgo de perder por lo que tanto han trabajado. 

Uno de los puntos principales que se debe tomar en cuenta al solicitar capital semilla o algún otro tipo de financiamiento, es comparar las opciones del mercado y analizar muy bien el costo final que tendrá ese crédito. 

También es importante informarse de los requisitos que serán solicitados y los plazos, ya que en ocasiones el financiamiento PyMES en instituciones tradicionales, como los bancos, puede demorar mucho tiempo, generando un costo de oportunidad para el negocio. 

Recuerda que si estás buscando alternativas para financiar tu negocio, puedes acercarte a Up Crédito Sí Vale y encontrar opciones para hacer crecer tu negocio y evitar riesgos. 

¡Más crecimiento para tu empresa, más valor para tus colaboradores! Cotiza en 5 minutos y 100% en línea tus Vales de Despensa.

crecimiento para tu empresa

Cotiza aquí

Notas relacionadas