¿Qué deducciones están autorizadas para personas morales?

dateOct 27, 2021

timeTiempo de lectura: 5.3 min.

Una de las grandes ventajas de presentar la declaración anual correctamente son las deducciones autorizadas. Personas morales y personas físicas pueden obtener este beneficio por mantener el pago de impuestos al corriente derivado de sus actividades comerciales, fiscales o de brindar servicios profesionales, de forma en que se genera una disminución en el pago total de los impuestos, una compensación, reintegro u otro tipo de bonificaciones fiscales.

Ahora bien, hay que diferenciar que las personas morales son personas jurídicas, con derechos y obligaciones como figura, asociación e institución, que están conformadas por una o más personas y tiene un fin social con o sin fines de lucro. La diferencia con las personas físicas es que estas no representan los intereses de una sociedad, sino a sí mismas frente a la autoridad fiscal.

Es importante recalcar que, para las deducciones autorizadas, las personas morales necesitan reunir una serie de requisitos al hacer la declaración anual de la empresa u organización, por lo que se debe tener mucho cuidado al realizar el trámite y conocer, con exactitud, las condiciones para que se puedan obtener los beneficios fiscales.

¿Cuáles son las deducciones de la Ley ISR?

Según la legislación fiscal, las deducciones por el Impuesto Sobre la Renta (ISR) es un derecho que tienen las empresas por pagar dicho impuesto, es decir, el gravamen sobre las ganancias obtenidas durante el año fiscal que finaliza. Para conocer el monto, es necesario llevar a cabo una conciliación sobre los ingresos acumulables y los gastos, pues de ahí se conocerá si existe una utilidad o una pérdida fiscal.

Cabe destacar que los gastos que se pueden deducir de acuerdo con la Ley ISR deben ser estrictamente indispensables y necesarios para las actividades de la empresa y tienen que estar respaldados por una factura CFDI. Además, si el monto de pago supera los 2 mil pesos, este se debe realizar con un medio de pago diferente al efectivo, ya sea con cheque o método electrónico (tarjeta o transferencia).

44311004_s (1)

Entonces, para realizar la contabilidad de los ingresos acumulables y gastos, es necesario conocer las siguientes deducciones a las que pueden acceder las personas morales:

  1. Donativos, con un tope del 7% de la utilidad fiscal de la empresa.
  2. Gastos por la compra de mercancía y todo lo que se requiere para la operación de tu empresa, desde la renta o compra de muebles, bienes, maquinaria, equipo de cómputo, etcétera.
  3. Inversiones en activos fijos, acciones o títulos de valor.
  4. Devoluciones y descuentos o bonificaciones en el año fiscal.
  5. Créditos incobrables y pérdidas.
  6. Aportaciones sobre fondos de pensiones o jubilación de los empleados.
  7. Cuotas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por beneficio de los trabajadores.
  8. Inventario obsoleto, presentando a las autoridades un escrito de destrucción de los equipos o maquinaria.
  9. Costo de ventas.
  10. Intereses comprobables si tienes un préstamo activo en tu empresa y se haya invertido para sus operaciones.

Beneficios para los trabajadores con las deducciones autorizadas

Como se pudo observar, algunos gastos que permiten el funcionamiento de una empresa, los créditos incobrables y pérdidas, más los beneficios laborales que les otorgas a tus empleados son la base de las deducciones que se establecen en la Ley del Impuesto sobre la Renta si se registran en la contabilidad de tu compañía.

En este punto, existen muchas formas de aprovechar las deducciones como personas morales, pues se enlistan los pagos al IMSS, aportaciones a jubilación, seguro de desempleo u otros beneficios que los empleados valoran.

Sin embargo, existen otros beneficios que se pueden deducir y que funcionan como una ventaja adicional para los trabajadores: las prestaciones extras. Estas pueden ser un apoyo, como el servicio de comedor o vales de despensa.

Condiciones y características de las deducciones por vales de despensa

Como parte de una prestación adicional a los empleados, las empresas pueden entregar vales de despensa por ser un apoyo para mejorar sus operaciones y la actividad empresarial. Esto funciona como un incentivo para las dos partes, pues como persona moral cumple con sus obligaciones fiscales al mismo tiempo que mantiene un impulso en los empleados para seguir desempeñando su trabajo de la mejor forma.

Parte de las condiciones que se exigen para realizar la deducción de forma correcta es que la entrega de los vales de despensa se lleve a cabo mediante monederos electrónicos que estén autorizados por la autoridad fiscal, es decir, el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Finalmente, cabe destacar que el porcentaje que tu empresa puede deducir por emitir vales de despensa a los empleados es de hasta un 53% de impuestos del ISR. Esto se logra cumpliendo con las demás condiciones:

  • Tener un detalle del monto asignado a cada empleado.
  • Factura electrónica con el complemento de vales de la empresa que los expide.
  • Contabilidad con los vales registrados de forma correcta.

Mejora la calidad de vida de tus empleados al entregarles vales de despensa y aprovecha las ventajas de las deducciones autorizadas con Up Sí Vale.

¡Más crecimiento para tu empresa, más valor para tus colaboradores! Cotiza en 5 minutos y 100% en línea tus Vales de Despensa.

crecimiento para tu empresa

Cotiza aquí

Notas relacionadas